Friday, December 16, 2011

EL FINAL DE AÑO EN EL CAMPUS IAC

La Semana en el Campus IAC (26 a 30 de diciembre, 2011), es una propuesta de actividades que incluyen sesiones en los laboratorios, cursos y otras dinámicas, con el propósito de brindarle la oportunidad de estar inmerso en el holopensene de reflexión de este oasis energético que es elCampus IAC, favoreciendo tanto el parapsiquismo como el análisis intraconciencial de tal forma que le ayuden en su trayectoria evolutiva. Disfruten de estas actividades:

Inmersión Laboratorial:
Solamente 12 plazas disponibles para la inmersión laboratorial (Plazas adjudicadas por riguroso orden de inscripción).

El objetivo de los laboratorios de autoinvestigación es armonizar elementos arquitectónicos, psicológicos, energéticos y extrafísicos para reducir los estímulos ambientales y catalizar oportunidades de interacción entre las dimensiones física y no física. Este ajuste de elementos físicos, extrafísicos y energéticos, crea una cámara multidimensional que promueve oportunidades para la autoinvestigación profunda, expansión de la conciencia y mejora de la percepción de uno mismo. Los laboratorios concienciales pueden facilitar experiencias parapsíquicas incluso a individuos que no han pasado por tales experiencias anteriormente. En esta inmersión usted tiene, como mínimo, la oportunidad de realizar 5 sessiones en el Immobilitarium, el Projectarium, el Cosmoconscientiarium y el Phytolab.

Curso:
PENSAMIENTOS, SENTIMIENTOS, ENERGÍAS
Imparte: Profª. Angélica Guidini (IAC Portugal)
Martes 27

Curso:
REMISIÓN DE CREENCIAS FALSAS
Imparte: Prof. Eduardo Vicenzi (IAC Alemania)
Miércoles 28 y Jueves 29

Para mas detalles y inscripción: haga clic aquí


Sunday, September 25, 2011

Fenómenos Proyecciológicos Ambivalentes


Nanci Trivellato y Wagner Alegretti


Hay muchas clases de fenómenos y actividades paranormales. Algunos de ellos, como la regresión y la clarividencia por ejemplo, son fenómenos subjetivos, o sea, que no pueden ser vistos y ocurren dentro del microuniverso de la persona. Ya hemos analizado anteriormente estos fenómenos íntimos de la conciencia, entonces, nos vamos a concentrar en los fenómenos objetivos o ambivalentes, es decir, que pueden ser vistos o comprobados. Podemos citar varios de ellos, por ejemplo:

La Materialización: Éste es un fenómeno muy conocido en el cual un paranormal hace la materialización de objetos antes “inexistentes”, que se tornan totalmente visibles. Hay varios casos registrados y estudiados sobre la materialización. Algunos de los nombres más conocidos en este campo son Rudy Schneider y Madame D’Esperance. Para realizar un fenómeno como éste, el psíquico debe tener control sobre un tipo de bioenergía llamada ectoplasma.

Telekinesis: La telekinesis es un fenómeno en el cual la persona puede mover objetos y transformar la estructura de las cosas físicas sin tocarlas, o sea, utilizando solamente la fuerza de sus bioenergías. Diversos experimentos laboratoriales, principalmente en Rusia, han sido hechos para verificar este fenómeno que hoy es plenamente aceptado. Uno de los psíquicos más conocidos actualmente en el campo de la telekinesis es Uri Güeler, visto muchas veces, incluso por la televisión, torciendo cucharas, moviendo las manecillas de los relojes, y otros. Sin embargo, hay muchos otros telekinesistas que han sido estudiados con resultados mejores que Uri Güeler.

Bilocación: Éste es el fenómeno en el cual la persona es vista en 2 lugares al mismo tiempo. Algunas personas que realizaron la bilocación, en tiempos antiguos, fueron consideradas santos, como si hubieran hecho un milagro. Este fenómeno ocurre porque el cuerpo extrafísico sale del cuerpo físico y, en un determinado lugar, se torna más denso y materializado, por lo cual puede, entonces, ser visto por otras personas. Hay diversos casos de bilocadores registrados en la historia, como por ejemplo el Padre Pió y el Maestro de la Krya Yoga Babaji.

Parateleportación: Este fenómeno es muy curioso. Ocurre cuando una persona se desmaterializa en un lugar y se rematerializa en otro. Un paranormal muy capaz que vivió en San Pablo, Brasil, llamado Carmine Mirabelli, hizo, cierta vez, una parateleportación como experimento de investigación. Un grupo de estudiosos le pidió que se sentara en una silla de tipo butacón y lo amarraron a esta silla. El debería teletransportarse de aquella sala a otra. Después de cierto tiempo, abrieron la puerta de la sala y Mirabelli había desaparecido. Todos se pusieron a buscarlo por toda la casa. Él fue encontrado en el sótano, atado al butacón de la misma manera que lo habían dejado. O sea, hubo una translocación de la persona (y del butacón) de un ambiente a otro. Hay muchos casos registrados de personas que fueron a parar en otro lugar en cuestión de fracciones de segundos, sin tener ninguna idea de como llegaron allá. Sin embargo, este es un fenómeno raro.

Poltergeist: Fenómeno muy hablado y discutido. El poltergeist es un fenómeno en el cual eventos físicos pasan de manera extraña, generalmente relacionados con una persona, familia o casa. Hay poltergeists en el cual los objetos son arrojados en el aire y caen encima de la casa, en otros casos objetos se encienden sin razón, hay también situaciones en que lo objetos vuelan por la casa hasta que caen. Este fenómeno es generado por conciencias extrafísicas, o desencarnadas, que utilizan el ectoplasma de conciencias físicas para generar los efectos físicos.

Animación Suspendida: Este fenómeno fue muy desarrollado en la India hasta la década de 50. El individuo entraba en un tipo de transe o hibernación con el propósito de ser enterrado vivo. Las autoridades y los reporteros venían para asistir al evento. El hindú quedaba enterrado, como si fuera un muerto, hasta por un mes, cuando nuevamente las personas venían y lo sacaban del ataúd y él volvía a la actividad normal. Este fenómeno fue prohibido porque en varios casos las personas murieron durante el período que estaban enterradas, sin embargo, muchos tuvieron éxito y fueron debidamente registrados y estudiados. Algunos científicos piensan que podría ser posible aplicar este método en los largos viajes espaciales en el futuro.

Cirugía psíquica: Han sido hechas muchas investigaciones sobre este tipo de cirugía. ¿Usted ha oído hablar de esto? En este fenómeno, se hace una cirugía sin bisturí, sin anestesia, pero es una cirugía real, donde la persona es abierta; el cirujano saca con sus propias manos el problema que ella tenga, y después el tejido es reparado. Esto todo es hecho sin perdida de sangre y sin dolor. Los mejores ejemplos son Tony Agpaua, de las Filipinas y José Arigó, de Brasil. Hay muchos casos en la historia de curas milagrosas, incluso en la Biblia. En verdad estos son casos de curas paranormales, ya muy estudiadas, que pueden ser entendidas de una manera científica y no mística.

Ectoplasma: Energía densa, casi material, utilizada para realizar la gran mayoría de los fenómenos de efectos físicos, o sea, fenómenos que generan reacciones en la materia física. Personas con una gran cantidad de ectoplasma y con control para generar a voluntad estos fenómenos son muy raras. En general, las personas que tienen bastante ectoplasma no tienen conocimiento de esto, y muchas veces sufren pequeños sucesos inexplicables en su vida, como sonidos que pasan por nada, cosas que se dañan sin razón, objetos que caen sin que nadie los toque, y otros.

Estos son algunos de lo fenómenos objetivos más conocidos. Es propicio conocer las manifestaciones de la conciencia, porque esto es parte de la evolución de todos nosotros.



Saturday, September 3, 2011

Utilidades de la Proyección Consciente


Nanci Trivellato

En nuestros cursos y conferencias, una de las preguntas más comunes que escuchamos es acerca de los beneficios y utilidades de la experiencia-fuera-del-cuerpo. Esta experiencia, también conocida como proyección astral, es muy rica en términos de posibilidades y beneficios. Por ejemplo, estudiemos algunos de los más comunes:

Acceso a otros planos de realidad – La experiencia fuera del cuerpo le permite a uno alcanzar otras realidades, o dimensiones, más allá del plano físico. Así, por ejemplo, uno puede ir hasta el lugar donde vivía antes de venir a esta vida presente, como también puede conocer el lugar para donde va a ir después de la muerte física.

Encuentro con personas que ya fallecieron – Obviamente, si es posible ir hasta estos lugares, es, entonces, posible también reunirse y charlar con personas que ya murieron, incluso conocidos nuestros.
Entrevista directa con el guía extrafísico – Estos guías, conocidos también como mentores, ángeles de la guarda, protectores o simplemente amparadores, son conciencias que están en la dimensión astral, pero nos acompañan con la finalidad de auxiliarnos. En general, la gran mayoría de las personas no perciben la presencia de estos seres. Si uno sale del cuerpo puede ver a su amparador y hablar con él.

Entendimiento y perdida del temor a la muerte – Cuando uno queda lúcido fuera de su cuerpo, comprende, por sí mismo, sin ningún lavado de cerebro o necesidad de creencia mística, que la muerte no existe. En verdad, fuera del cuerpo físico, uno va a ser exactamente el mismo, con el mismo nivel evolutivo, excepto que no va a tener necesidad de comer, respirar, etc., porque éstas son funciones exclusivas del cuerpo físico, animal. Con la verificación, hecha a través de la experiencia personal, de que la muerte no existe, uno va a perder totalmente el miedo a la muerte, puesto que va a comprobar que nadie muere.

Asistencia a otras conciencias – Con el conocimiento y control adquiridos con las experiencias fuera del cuerpo, uno aprende a utilizar sus propias energías en favor de otros seres. Esto se da a través de la transmisión lúcida y consciente de energías terapéuticas. Esta donación de energías puede hacerse fuera del cuerpo, cuando uno se acerca a alguien con la finalidad de ayudarlo.

Recuerdo de vidas pasadas – Con la acumulación de proyecciones astrales, la persona empieza, muchas veces, a tener recuerdos espontáneos y sanos de sus vidas anteriores. Estas informaciones pueden ayudarnos a conocernos mejor, superar ciertos traumas, autocurarnos de ciertas enfermedades y expandir el sentido de fraternidad y universalismo.

Aumento de las habilidades parapsíquicas – El control y experiencia que adviene de las proyecciones, naturalmente expande las capacidades psíquicas o percepciones extrasensoriales personales.
Identificación del propósito de la vida personal – Descubrimiento del propósito principal de esta vida. Uno puede, a través de la proyección consciente, recordar o identificar su misión establecida para la vida actual.

Aceleración de la madurez y despertamiento – Con el conocimiento de la vida adquirido por el estudio de la dimensión astral, uno aumenta su nivel de madurez conciencial, acelerando de esta forma su evolución espiritual y deja de perder un tercio de su vida durmiendo.

Equilibrio y auto-defensa energético – El campo energético del individuo se torna más fuerte, expandido y equilibrado. Con esto, la conciencia queda más libre de asedios, obsesiones o intrusiones energéticas, que muchas veces puede sufrir debido a la invasión de energías de otras conciencias extrafísicas. Este estado de equilibrio con las propias energías produce muchos beneficios en la disposición física y mental y en el equilibrio psicológico de las personas.

Las características del equilibrio del campo energético son la mejoría del bienestar general, control del estrés negativo, aumento de la autoconfianza y balance emocional, ampliación de las capacidades intelectuales, y expansión del autoconocimiento. Uno puede aprender a manejar y controlar las propias energías, a base de aplicar distintas técnicas y experimentos.

Friday, August 19, 2011

Bioenergía: un componente vital de la existencia humana


Sandie Gustus y Nancy Trivellato

¿Qué es la bioenergía?

La Bioenergía es uno de los muchos términos empleados para describir el campo de energía que envuelve a todo ser viviente. Sin embargo, a lo largo del tiempo muchas culturas de distintas partes del mundo han identificado y reconocido una energía no física. Los yoguis de la India la llaman prana, los acupuntores chinos la conocen como chi y hoy en día en física se refieren a ella como el aura. Otras expresiones que se emplean con frecuencia para describir este tipo de energía son: energía inmanente, energía sutil, energía vital, energía magnética y energía universal.

Para entender mejor la bioenergía, (prana, chi, energía sutil) actualmente se están llevando a cabo muchos estudios aparte de los que ya se han realizado anteriormente. Asimismo, se ha intentado desarrollar instrumentos y otros medios para estudiarla. La fotografía Kirlian por ejemplo, una técnica que fue descubierta por casualidad en 1939, muestra que cuando a un objeto en una placa fotográfica se le aplica un campo eléctrico de alto voltaje, se genera una imagen de las señales emitidas por el objeto. Se dice que dicha imagen es una representación física del aura del objeto.

Entre otros experimentos llevados a cabo en este campo, los rusos han dirigido muchas investigaciones sobre bioenergías dignas de mencionar. Los resultados de sus investigaciones mostraron que existen personas que pueden utilizar sus propias bioenergías para la autosanación o para curar a otra persona; para mover un objeto sin tocarlo o para llevar a cabo una transmisión de información mental o telepática.

Otros investigadores del fenómeno parapsíquico han llegado a la conclusión que este tipo de energía es un componente esencial de todo un conjunto de actividades como la digitopresión, la acupuntura, doblar el metal con la voluntad, desmaterializaciones y rematerializaciones, ectoplasmía, homeopatía, actividades poltergeist, teleportación y cirugía psíquica.

A pesar de haberse conseguido algunos pequeños logros en la creación de instrumentos capaces de plasmar la bioenergía ( prana, chi), sigue siendo demasiado sutil para ser medida con precisión por un equipo científico. La herramienta más eficaz para este propósito es la sensibilidad del ser humano. Dado que los seres humanos tienen la capacidad inherente de detectar y analizar los campos bioenergéticos (aura, cuerpo energético, doble etéreo) generado por otros, constituyen unas herramientas de investigación de un valor inestimable en este tipo de experimentos.

La bioenergía es responsable del sustento de la vida humana. Nuestro cuerpo bioenergético nos conecta con nuestro cuerpo astral y nos realimenta con las energías necesarias para nuestra vitalidad y salud general.

La interacción con las bioenergías de otras personas y de los ambientes que nos rodean

Nuestro campo energético (aura) no es estático. Está constantemente absorbiendo y exteriorizando energías en un proceso de intercambio con otros seres vivos así como con el entorno. Un ejemplo de ello que todos reconocemos es cuando nuestra disposición física, psicológica y mental cambia como consecuencia de entrar en contacto con otra persona.

Otro ejemplo que ilustra fácilmente la disposición fluida de nuestro campo energético (aura) es cuando intercambiamos energías con la Naturaleza. ¿Ha observado alguna vez que cuando una persona mira o toca una planta de un cierto modo, se marchita? Esto se debe a que las bioenergías de algunas personas son intrínsicamente negativas de manera que cuando tocan una planta le drenan toda la energía y se pone enferma. En el otro extremo tendríamos aquellas personas que tienen “guante verde ” con las plantas. El “guante verde” es un fenómeno comprobado que se relaciona directamente con un tipo de bioenergía personal (o aura /energía de chakra) que es agradable y compatible con las plantas.

El campo energético que creamos a nuestro alrededor también es cambiante en cuanto a variables se refiere tales como el nivel de equilibrio y la intensidad y flexibilidad de las energías que pueden ser por ejemplo, activas y sueltas o inertes y bloqueadas. Cuando tenemos una actitud equilibrada y nos sentimos fuertes y con confianza, nuestras energías son generalmente más estables y se expanden más. Cuando tenemos un temperamento irregular, éste afecta a nuestro patrón energético que, a su vez, se vuelve entrópico y puede que más débil.

Dado que nuestro campo energético es abierto, flexible y “poroso”, si no tenemos un conocimiento y control de nuestras energías, estamos expuestos a la influencia de las energías de las personas y los ambientes que nos rodean. Por otro lado, a pesar de nuestro nivel de conocimiento, también nosotros afectamos, en grados distintos, los campos energéticos de las personas y los lugares que frecuentamos en nuestro día a día.

Si la bioenergía es una fuerza neutral por y en sí misma, los pensamientos y sentimientos que derivan de factores como las intenciones y la ética, aplicados a las bioenergía por cada uno de nosotros, son los que determinan si su influencia energética sobre los demás es positiva o negativa.

Sin lugar a dudas, aprender a ser consciente y evaluar la calidad de nuestras energías, controlarlas y realizar un autodiagnóstico y terapia cuando sea necesario es una capacidad inherente en todos nosotros. Con la práctica, también se encuentra a nuestro alcance la obtención de un nivel de maestría de nuestras bioenergías que nos permitirá incrementar nuestras percepciones extrasensoriales y crear un tipo de vibración de alta frecuencia en nuestros chakras que funcione como una defensa energética.

Encuentros con bioenergías que no son compatibles con las nuestras

Cuando compartimos afinidades con los demás, en cuanto a nuestros pensamientos, sentimientos, intereses e intenciones se refiere, tenemos una afinidad energética. Como consecuencia, nos sentimos bien en su compañía incluso si nuestras afinidades en común son menos positivas. Sin embargo, cuando no hay un denominador común puede que nos sintamos cansados, irritables o incluso enfermos cerca de ciertas personas.

Aquellas personas que no están habituadas a trabajar de forma consciente con sus bioenergías perciben su nivel de compatibilidad con las energías de los demás mediante simples reacciones tales como una desconfianza repentina o la sensación de reconocer a alguien que acaban de conocer. Otro ejemplo de una reacción inconsciente a las bioenergías de los demás es cuando asimilamos las emociones o las enfermedades físicas de alguien con quien estamos pasando algún tiempo y, de forma bastante literal, sentimos sea lo que fuere que sienta aquella persona, ya sea euforia, depresión, angustia, agitación o dolor físico.

En cuanto a los lugares, llevan consigo las energías asociadas con y/ o generadas por las actividades que están teniendo lugar allí hoy, junto con aquellas que ya se produjeron allí a lo largo de la historia. Por ejemplo, a veces las personas se sienten a disgusto al visitar ciertos lugares turísticos, inconscientes de que esos fueron lugares de sacrificios humanos, guerras, matanzas o ejecuciones públicas, o al visitar escenarios donde se llevaron a cabo rituales y maleficios. La energía de dichos ambientes así como de los objetos que han permanecido allí a través del tiempo normalmente conservan “restos energéticos” del miedo y el sufrimiento que se experimentaron en ese lugar. Ello puede afectar a las personas con más sensibilidad energética.

Del mismo modo, nos podemos imaginar cómo deben ser las energías de un matadero, una prisión o una cámara de tortura. Por otro lado, una zona salvaje virgen sería un lugar ideal para absorber energías.

A menudo, las enfermedades sutiles que no presentan una causa aparente son el resultado de exactamente esos tipos de intrusiones energéticas que no son compatibles con nosotros, en nuestro propio campo energético a través de alguno de nuestros chakras. Las enfermedades que son producidas por este tipo de bioenergías desequilibradas se las conoce en el campo de la medicina como “enfermedades psicosomáticas”

Factores que pueden mejorar nuestro desempeño energético

Afortunadamente, una falta de conocimiento de nuestras bioenergías (cómo afectan y son afectadas por las de los demás) es una condición que puede invertirse. Existen medidas que podemos adoptar con el fin de mejorar el nivel de control que tenemos sobre nuestras energías.

El control energético puede mejorarse en gran medida con una práctica regular. Existen ejercicios útiles que podemos practicar para desarrollar nuestro control y sensibilidad con las bioenergías. Son los siguientes:
Absorción de las energías: la acción de interiorizar las energías con el fin de realimentarnos.
Exteriorización de las energías: la donación consciente de nuestras energías para mejorar la calidad energética del ambiente a nuestro alrededor y para asistir a aquellas personas que lo necesiten.
Estado Vibracional: la instalación de la máxima frecuencia vibracional de nuestras bioenergías que expande nuestra conciencia psíquica y promueve la limpieza y protección energética. El estado vibracional es la condición de la dinamización máxima y simultánea de los chakras, producida por la movilización consciente de nuestras energías subiéndolas y bajándolas por todo el cuerpo. El uso controlado del estado vibracional tiene unas consecuencias importantes. Permite neutralizar las malas influencias y los asedios (con los que de forma consciente o inconsciente hemos entrado en contacto), y de este modo jugar un papel más activo y decisivo en nuestras vidas. Con ello, a su vez, se estimula la madurez personal y el crecimiento evolutivo.

El estado vibracional es una técnica con la que actualmente se están beneficiando miles de personas. El mejor modo de comprobarlo es mediante la instalación del estado vibracional cuando nos hallemos en una situación un tanto delicada, como por ejemplo cuando tratamos con un cliente agresivo, cuando nos defendemos en medio de una discusión, cuando expresamos nuestra opinión en una reunión hostil o en cualquier otra situación en la que nos sintamos energéticamente amenazados.

Debe destacarse el hecho de que cualquier persona tiene la capacidad de trabajar con este método y de forma consciente con las bioenergías. No es necesario tener una aptitud concreta o ser especialmente sensible.
Otra técnica que fomenta el desarrollo del control energético es promover la coherencia de nuestros sentimientos y pensamientos. A pesar de la dificultad que la tarea conlleva, la práctica constante de las técnicas bioenergéticas ayuda en gran medida a establecer un nivel de equilibrio en nuestros cuerpos: físico, emocional y mental.

La calidad de nuestros pensamientos e intenciones también juegan un papel crucial a la hora de determinar la calidad de nuestras energías. Por ejemplo, cuando nuestros pensamientos e intenciones son negativos el flujo de energías de algunos chakras puede estar bloqueado.

Sin embargo, la fuerza de la propia voluntad es, por encima de todos, el factor más importante. Sin un grado de disciplina y esfuerzo personal sería muy difícil mejorar nuestro rendimiento energético con cualquiera de las técnicas anteriormente mencionadas. Es preciso recordar que el movimiento con las energías es muy real, no imaginario. Es decir, no es preciso ningún tipo de visualización para instalar un estado vibracional. El secreto del éxito en este tipo de empresas es mantener un estado físico de relajación, impedir cualquier interferencia con el entorno exterior y centrarse de forma consciente en mover las bioenergías mediante el empleo de la propia voluntad.

Los beneficios que se obtienen del control de las bioenergías son numerosos. Normalmente, las personas sienten un equilibrio y bienestar general, una disminución de los niveles de estrés, expansión de la lucidez sobre lo que está sucediendo a nuestro alrededor a cada momento así como una expansión de la autoconfianza. El control de las bioenergías constituye también un factor clave para conseguir experiencias conscientes fuera del cuerpo (o EFC/ viajes astrales).

REFERENCIA


1) Viera W., “Proyecciología,” Rio de Janeiro, Brazil (2002)

GLOSARIO


1) Bioenergía: chi, qi, prana, energía vital, energía chakral, energía sutil, energía personal
2) Campo bioenergético: aura, cuerpo energético, doble etéreo

Wednesday, May 18, 2011


Programación Existencial

Como ya comentamos en el número 8 (Serialidad Existencial), el propósito de renacer es el de evolucionar y ayudar a los demás a evolucionar.

Durante la intermisión (periodo entre vidas), se planea y perfecciona la programación existencial o proexis, también llamada “misión de vida”. El tipo de proexis determinará las características básicas del curso intermisivo, dependiendo de la calidad de su propósito, puede requerir un diseño más indefinido y de corte más personal o más específico y de alcance más colectivo.

Dependiendo de la capacidad y el grado de madurez de cada concin se establecen miniproexis (programaciones más simples como una vida limitada a nacer, crecer y generar algún cuerpo más para dar oportunidad a otras conciencias) o maxiproexis(proyectos de tareas de impacto más extenso en la evolución general de la humanidad, como el ejemplo histórico de Gandhi que liberó un país sin usar la violencia).

En la mayoría absoluta de los casos, la proexis es diseñada por conciencias más maduras que los resomados (sus amparadores o mentores extrafísicos, popularmente conocidos como guías espirituales), que planean en conjunto las líneas maestras de la proexis trazando el plan de la futura vida. Como elemento moderador y consultor de éstos actúa el orientador evolutivo o evoluciólogo, (amparador de los amparadores), el cual dice la última palabra, la de mayor lucidez, respecto al plan trazado.

La proexis no se decide total y completamente en el inicio de la intermisión, pues los datos que llegan del frente intrafísico obligan a sucesivos ajustes del plan inicial.

La participación de cada futura concin en esa programación va a depender de su grado de lucidez. Cuanto más lúcida más sugiere, interfiere y pregunta. Cuanto menos lúcida más es auxiliada en el proyecto lógico, optimizado de la próxima existencia física. En las situaciones en que el resomado no tiene lucidez alguna, ciertas decisiones pueden ser tomadas incluso sin su consentimiento.

Hay personas que se sienten descontentas por no tener decisión plena sobre su proexis, ya que consideran este hecho una agresión a su libre albedrío. Generalmente tal observación viene de individuos más rebeldes, egocéntricos y de poca vivencia multidimensional. Sin embargo, todo esto es muy lógico. ¿Cómo puede una conciencia sonambulizada o, más aún, en estado de parapsicosis extrafísica (sin ninguna lucidez), planear su tan complejo destino inmediato? ¿Cómo podría una conciencia razonablemente lúcida decidir “sola” y de forma intervencionista varios detalles de su futura vida para la cual va a necesitar de otras muchas personas para su término?. Si alguien pretende volver a la vida para ser un amparador intrafísico actuando de hecho como minipieza de un maximecanismo ¿cómo podrá prescindir de ayuda de otrosmentalsomas más lúcidos y de visión más amplia y profunda en ese proyecto?.

Desde el punto de vista de la proexis, una seriexis típica puede dividirse en dos periodos: el preparatorio y el ejecutivo. En nuestra sociedad moderna la mayoría gasta la primera mitad de su vida construyendo y estabilizando el cuerpo, madurando psicológica y emocionalmente, estudiando y graduándose en algo, alcanzando su independiencia económico-financiera y estableciendo una relación afectivo-sexual madura y estable. Sin estas cuestiones mínimas es más difícil emprender la proexis.



Wednesday, May 4, 2011

Procedencia Extrafísica.


Procedencia Extrafísica

Las conciencias extrafísicas fuera de los períodos de transición de la desoma y resoma, tienen como base extrafísica una determinada comunidad conciencial denominada procedencia extrafísica. Normalmente es a este cuartel general o ciudad extrafísica natal a la que la conciencia vuelve después de su desoma y de cada una de sus últimas vidas intrafísicas.

Algunas conciencias tienen como base extrafísica colonias evolucionadas, trascendentes y sutiles, prácticamente sin ninguna interacción con la dimensión física, próximas a la dimensión mental. Sin embargo infelizmente la mayor parte de la humanidad y parahumanidad están vinculadas a comunidades extrafísicas densas, muy conectadas todavía con el ambiente físico. Una conciencia no cambia la tipología de sus compañías por el hecho de cambiar de dimensión, tanto en la dimensión física como en el período intermisivo, convivimos con miembros de nuestro grupo evolutivo.

El paradigma materialista e inclusive los dogmas de la mayoría de las religiones (que acaban siendo materialistas también) inducen a la persona a pensar que su naturaleza o estado más básico es esencialmente el intrafísico. Este es un error grave de entendimiento de los procesos concienciales. La conciencia es esencialmente extrafísica en cuanto que la vida física es una fase temporal y artificial en un puesto avanzado del universo multidimensional. Una de las muchas evidencias que pueden corroborar tal afirmación es la propia descoincidencia o semiproyección natural – casi siempre inconsciente – que la mayoría de las formas de vida superiores (animales y seres humanos) manifiestan durante el sueño. En la primera oportunidad posible, la conciencia sale de la dimensión física para recuperarse en la dimensión extrafísica.


Friday, April 29, 2011

Periodo Intermisivo


Cuando la conciencia intrafísica pasa por la 1ª desoma, descartando así su Soma(cuerpo físico) pasa a manifestarse en la dimensión extrafísica, durante el llamado periodo intermisivo o intermisión (periodo entre vidas). Este periodo tiene un papel fundamental para la evolución y sus características determinan varias de las posibilidades de aceleración del proceso de madurez.

La duración del periodo intermisivo varía dentro de una franja bastante amplia que va de horas hasta siglos, aunque la duración media para la mayoría de las personas es del equivalente a una vida intrafísica.
Las características básicas que tendrá el periodo intermisivo de cada conciencia vendrán determinadas por el hecho de que pase o no por la 2ª desoma. Si no pasa por ella o lo hace de forma parcial (sin conseguir disipar la totalidad de las energías densas del Holochakra), el Holosoma de la conciex (conciencia extrafísica) será denso y estará bloqueado energéticamente, restringiendo su acceso a las dimensiones más sutiles o limitando su permanencia en ellas por períodos más largos.

Dependiendo del nivel evolutivo de la conciencia, así será la dimensión y consecuentecolonia extrafísica que habitará durante la intermisión.

La intermisión puede ser bastante activa y productiva para las conciencias más lúcidas, que pueden aprovechar esta oportunidad de múltiples formas: recuperación de atributos concienciales, aprendizaje, asistencia a otras conciencias menos lúcidas y para preparar la próxima vida intrafísica.

Saturday, April 23, 2011

Las Desomas


En el número anterior mencionamos que había tres tipos de desoma:
1ª desoma: descarte del Soma o cuerpo físico
2ª desoma: descarte del Holochakra o cuerpo energético
3ª desoma: descarte del Psicosoma o cuerpo emocional
Pues bien, ahora vamos a hablar un poco más de cada una de ellas.

1ª DESOMA
Es la desactivación o descarte del Soma con la ruptura del Cordón de Plata, que supone el paso de la conciencia del estado intrafísico (Concín), para el estado extrafísico, volviendo así a su condición de conciencia extrafísica (Conciex), con el Holochakra, Psicosoma y el Mentalsoma como sus vehículos de manifestación.

La primera Desoma, relativa al cuerpo humano, sucede porque con la ruptura delCordón de Plata ya no es posible la transferencia de la energía conciencial, o fluido vital de la conciencia o del mentalsoma, pasando por el psicosoma y el holochakra hacia el cuerpo humano, que desde ese momento comienza a desagregarse poco a poco, implantándose el caos orgánico y la aniquilación de las células.

La mayoría de las conciencias no pasan por la segunda desoma, debido al nivel de lucidez y quedan apegados a las actividades de la vida intrafísica, ignorando su condición (*), hasta que vuelven a resomar (reactivación del soma o renacimiento intrafísico).

(*) La película “El sexto sentido” sería un buen ejemplo de este estado.

2ª DESOMA
Desactivación o descarte del Holochakra, incluyendo la retirada de los restos del Cordón de Plata y del aura relativa al Holochakra, quedando la conciencia extrafísica con el Mentalsoma y el Psicosoma como vehículos de manifestación.

La segunda desoma, constituye la depuración de todas las emanaciones ectoplásmicas de la conciencia que dejó la materia densa y sucede como término medio dos o tres días después de la desactivación del Soma.

Al quedar la conciencia libre de sus energías más densas dispone de más lucidez, lo que le permite pasar por un periodo intermisivo (periodo entre vidas) más productivo, hasta que vuelve a resomar.

3ª DESOMA
Desactivación y descarte del Psicosoma con la ruptura del Cordón de Oro y la entrada de la Conciex en la condición de Conciencia Libre, en la que se manifiesta de ahí en adelante tan solo por el Mentalsoma.
La tercera desoma señala el final de la migración del Ego, la extinción del ciclo de resomas y desomas o de las existencias intrafísicas personales, objetivo ineludible de todas las conciencias.

La tercera desoma es la coronación de la evolución de la conciencia en el estado de autoconciencia continua, que inicia a partir de entonces una nueva etapa de la evolución que hasta ahora es completamente desconocida para nosotros.



Friday, April 15, 2011

Experiencias fuera del cuerpo - comentario

Científicos han usado juegos mentales para cambiar el modo en que las personas se ven a sí mismos. Han hecho creer incluso, a los sujetos experimentales, que tenían un tercer brazo como una parte “real” de sus cuerpos. Henrik Ehrsson, autor del trabajo en la publicación PLoS One, cuenta los porqués en  el National Public Radio's Science Friday.  

Muchos han aprovechado esta investigación como una evidencia de que las experiencias fuera del cuerpo son ilusorias. La ilusión de ver tu propio cuerpo a distancia es un juego de realidad virtual que puede llevarnos a una investigación interesante – pero esto no es un estudio sobre la EFC. Durante la EFC, el sujeto puede sentir como si se “proyectaran” desde el cuerpo, con un sinfín de sensaciones asociadas a menudo con el “despegue” y se sienten como si de verdad estuvieran en un cuerpo diferente. No siempre miran atrás para ver su cuerpo físico. En caso de que lo hicieran, éste no estaría haciendo los mismos movimientos que el cuerpo que el sujeto está percibiendo, ya que estaría dormitando en reposo, en estado vegetativo. Además, las EFC y las ECM se han estudiado en personas ciegas de nacimiento y normalmente ocurren con los ojos cerrados y estando dormidos, como ya hemos mencionado.

Sin duda alguna, el equipo del  Doctor Ehrsson está compuesto por investigadores neurocientíficos muy competentes, pero no necesariamente saben lo que es una experiencia fuera del cuerpo; no queda claro si han leído la literatura correspondiente que describe el fenómeno. Este es un buen ejemplo de por qué los científicos interesados en esta materia deben tener sus propias experiencias. Existen métodos seguros y fidedignos para inducir una EFC de manera rutinaria, que permitan investigaciones de vanguardia.

Incluso si creásemos una inducción electromagnética o de cualquier otro tipo para las EFC (asumiendo que es una experiencia que incluye todo tipo de fenomenología), eso no probaría que la EFC es una experiencia ilusoria; la clarividencia y otros fenómenos son calificados también como ilusorios sin ninguna base objetiva. Por otro lado, hay estudios interesantes que sugieren que la conciencia puede operar y hacer observaciones a distancia o cuando el cerebro está virtualmente inactivo, durante las EFC, ECM o en visión remota. A pesar del gran número de estudios con éxito, esto no ha sido probado “más allá de ninguna duda” y no se acepta ampliamente – pero ya existen suficientes datos como para garantizar una investigación más abierta y seria.

En estudios relacionados, se ha encontrado que la parálisis del sueño correlaciona con las experiencias fuera del cuerpo – un descubrimiento que no es ninguna sorpresa para los practicantes de la EFC y que ha sido identificado en un sondeo de investigación realizado por Nanci Trivellato y Wagner Alegretti, de la Academia Internacional de la Conciencia. Sin embargo, correlación no significa causa. No todas las EFC están asociadas con parálisis del sueño. Ni siquiera todos los episodios de parálisis del sueño terminan siendo EFC. La parálisis del sueño ocurre algunas veces cuando un sujeto tiene una EFC, inducida o espontánea. Incluso cuando la EFC se provoca con estímulos físicos, no la invalida como fenómeno multidimensional o extrafísico. De nuevo, el árbol es conocido por su fruto, como dice el dicho, así que, tenga sus propias experiencias... El reconocido programa de entrenamiento de la IAC, Curso de Desarrollo de la Conciencia, está disponible en casi todos los países del mundo.

Nelson Abreu, B.S. Ingeniero Electrónico, es un estudiante en la International Academy of Consciousness - Florida Educational Center y es co-autor de Filters & Reflections: Perspectives on Reality (ICRL Press 2009).

Monday, March 7, 2011

Los principios innatos del alma: La Cosmo-ética

Por Analaura Trivellato, IAC Londres

“Ser o no ser…” El Hamlet de Shakespeare es la representación eterna de la complejidad humana.

Se han dedicado muchos estudios académicos a establecer la “ética normativa” según la cual se puedan definir las normas estándar; se han creado documentales para fomentar el debate y clarificar temas como el aborto, la eutanasia, el derecho parental, los matrimonios forzados y las diferencias culturales. El programa de radio “Inside the Ethics Committee” de la BBC nos muestra los desafíos a los que se enfrentan muchos profesionales, a día de hoy, en diferentes áreas.

La ética moderna tiene sus raíces en los debates iniciados por Lao-Tse y Confucio en China o Platón y Sócrates en Grecia hace aproximadamente 2500 años. Mientras que los preceptos morales se basan en los fundamentos principalmente históricos y sociales que conforman las responsabilidades que una sociedad dada requiere de sus miembros, la ética se centra en una perspectiva mucho más amplia que la toma de decisiones "correctas o incorrectas" sobre la vida.

Así como un veredicto debe tomar en consideración todas las perspectivas de una situación dada con el propósito de que el resultado permita el mejor desarrollo posible del caso, los detalles concretos de cada caso son puntos críticos de dilemas éticos. Sin embargo, la complejidad de la moralidad de la Tierra no es nada comparado con la ética multi-dimensional, llamada cosmo-ética en los estudios concienciológicos. Mientras la ética considera todo el contexto (p.e., lo cultural, lo psicológico, y lo educativo) de cada caso, la cosmo-ética implica un análisis mucho más amplio, teniendo en cuenta las circunstancias de las vidas pasadas y los posibles efectos ejercidos por seres extrafísicos y energías sutiles. Al abarcar tanto, la cosmo-ética es aplicable a cualquier cultura, mundo o dimensión.

Ya que la cosmo-ética es tan amplia y compleja, los individuos deben aplicar la lucidez y el discernimiento; Así, lógicamente, cuanto más sepa uno sobre dimensiones físicas y espirituales, mejores serán las decisiones sobre cómo actuar en cada caso.

Realmente, madurar internamente y convertirse en seres más evolucionados, implica adquirir habilidades no-físicas, que, a cambio, nos aportarán una mayor cosmo-ética. Lo que hemos aprendido a través de todas nuestras vidas anteriores es lo que conforma lo que somos hoy día y define la cualidad y la fortaleza de nuestros principios personales, por ejemplo, nuestra cosmo-ética. Esto explicaría cómo, algunos individuos, incluso viviendo en condiciones adversas, siguen teniendo unos firmes y nobles principios. 

Todas las personas que se cuestionan el significado de la vida y que valoran la rectitud están interesadas en la ética. Los lectores de este artículo están probablemente en este grupo.

La medida ideal del grado evolutivo de una conciencia es la cosmo-ética, pero, de nuevo, ¿quién se considera suficientemente lúcido como para establecer esos criterios? Esta es la mejor manera de alcanzar un mayor auto-conocimiento y una consciencia extra-sensorial para poder llevar a cabo una auto-evaluación y tomar decisiones que favorezcan la evolución personal.

Un elemento crítico para alcanzar esta consciencia multidimensional es experimentar de primera mano y comprender las dimensiones extrafísicas de la vida, de las que venimos y a donde volveremos tras la muerte. Para esto, la experiencia fuera del cuerpo proporciona una buena herramienta, ya que nos proporciona los medios para vernos a nosotros mismos en la “forma espiritual”, libres de las máscaras y de la “amnesia” que experimentamos en la vida física. 

Por esta razón, la proyección astral consciente, - un fenómeno natural que puede experimentar cualquier persona – es un recurso muy valioso. Entre otras posibilidades, permite que uno identifique las “leyes de causa y efecto” cósmicas, permite expandir las habilidades psíquicas y adquirir conocimientos sobre el componente extrafísico de la vida.

Progresar en el aprendizaje de las experiencias extrafísicas puede hacer avanzar nuestra comprensión de la cosmo-ética y, como en un círculo cerrado, cuanto más aplicamos la cosmo-ética en nuestra vida multidimensional, más libertad (y responsabilidad) espiritual alcanzamos.

¿Cómo sería la sociedad si hubiera más gente que pudiera experimentar las experiencias fuera del cuerpo de manera lúcida? A menudo, las personas que pasan por esta experiencia, comienzan a valorar la vida de una forma más sabia, respetan más a los demás, cambian sus prioridades a mejor y se hacen más responsables y éticos. Muchos renuevan toda su vida, y dejan de lado las convenciones de la sociedad y adoptan estándares y principios que están más acordes con la idea de que todo importa, incluyendo los deseos propios, ya que en las dimensiones espirituales y energéticas todo es objetivo. El hecho indiscutible de que no somos sólo nuestros cuerpos y cerebro físicos guía sus actos. Así, comienzan a entender la vida a través de una nueva perspectiva, un paradigma diferente.

La EFC lleva inevitablemente a tener un mayor equilibrio y sabiduría además de unos mayores estándares. Esto nos ayuda a mejorar las habilidades psíquicas y la comprensión general del proceso evolutivo en el que estamos inmersos. Genera un sentimiento de inmortalidad y como consecuencia, responsabilidad por las repercusiones de las actitudes personales en la vida, y en los otros (ya sean seres físicos o extrafísicos) así como en las vidas futuras. Esto, lógicamente, hace a las personas más cosmo-éticas.

No es sólo nuestras acciones o nuestros actos observables lo que se considera en la cosmo-ética, también los pensamientos y las intenciones que les acompañan. Hacer o no hacer algo exclusivamente porque hay una ley que nos lo impone no es el ideal, pero es lo menos malo entre dos opciones, vista la falta de cosmo-ética de parte de algunos.

Los pensamientos y los sentimientos conllevan energía. Estos tres elementos no pueden separarse en nuestro nivel de evolución. Esto crea un tipo de energía que forma un concepto llamado pensene en la terminología concienciológica (pensamiento + sentimiento + energía). Nuestra bioenergía per se es neutral, pero nuestros pensamientos y sentimientos le aportan cualidades. Esto explica por qué a veces nos sentimos afectados por otras personas. Aunque no haya un acto físico por su parte, sus energías nos afectan. 

Si nuestros pensamientos afectan a otras personas, entonces, nuestros pensamientos, nuestro paradigma individual, nuestro sistema de referencia, usado para interpretar y comprender el universo, en consecuencia, interferirá en las relaciones que establezcamos, haciendo que sean más (o menos) cosmo-éticos. Pero la cosmo-ética no es un conjunto de reglas de conducta intercambiables. Todos los seres vivientes evolucionan continuamente (incluso si no lo saben o si van muy despacio) por lo tanto, nuestros principios personales y valores necesitan ser revisados y reanalizados constantemente ya que van cambiando a medida que evolucionamos.

Esto es una complejidad añadida a la cosmo-ética, ya que no es sólo una mera especulación filosófica. Aquí hay dos aspectos que se pueden considerar:

(a)          es entender intelectualmente el concepto de la cosmo-ética (multidimensionalidad, rectitud, moral cósmica que va más allá de las convenciones sociales/psíquicas), y
(b)            es aplicarlo y vivir de acuerdo con él, acatarlo. Esto es lo que llamamos Teática, la unión de la teoría y la práctica, la coherencia de alinear las cosas que dices y que haces, con lo que sabes y piensas.

Algunas personas pueden estudiar, entender e incluso promover una teoría muy elegante, pero no necesariamente aplicarla a sus propias vidas. Una vez que uno entiende la cosmo-ética, todavía tiene su libre albedrío para aplicarla o no. Cuando alguien traiciona sus propios principios y valores, adquiridos a lo largo de muchas vidas, llevan a cabo una especie de auto-sabotaje, algo que puede llegar a ser auto-corrupción.

Como regla general uno debería centrarse en qué es lo mejor para el mayor número de personas. Una vez que la persona tiene un nivel mayor de cosmo-ética, es natural que lo aplique sin esfuerzo. No hay crisis, dudas o intentos de sacar ventaja; sólo paz de espíritu y la certeza de aplicar lo mejor del conocimiento personal en un momento dado. Seguir los principios personales es la mejor decisión pero esto debe ser un sentimiento genuino, algo que viene del centro del micro-universo personal.

Tenemos que atrevernos a aplicar el nivel de rectitud más alto a pesar de cualquier tipo de influencia o presión. Somos los únicos responsables por nuestras acciones y pensamientos. No podemos cambiar el nivel evolutivo de otros contra su voluntad, pero podemos mejorar el nuestro y proporcionarles la asistencia necesaria para que mejoren el suyo.

Se puede vivir, definitivamente, con mayor cosmo-ética de lo que hacemos; y es una decisión enteramente personal, independientemente de las circunstancias externas. Cada individuo que intente alcanzar este objetivo con determinación y lealtad a sus propios principios, será un ejemplo para los otros y estará aportando su granito de arena para elevar el nivel de cosmo-ética de este planeta.

Analaura Trivellato es profesora en la oficina de la IAC de Londres. Este artículo se publico originalmente en Italiano 

Wednesday, January 19, 2011

Sincronicidad

Por Jack Grabon - IAC New York

Piensa en cuántas veces te han ocurrido cosas que parecían coincidencias. Si alguna vez has considerado las probabilidades de que esos encuentros casuales, o que esas secuencias de eventos improbables ocurrieran como lo hicieron, probablemente te habrás quedado pasmado. Quizás incluso te llevó a preguntarte qué fuerzas estaban en juego para siquiera producirlos. Carl Jung se refirió a tales eventos como sincronicidades. Aunque puedan parecer casi mágicos, en realidad hay explicaciones sensatas tras ellos. Usaré un ejemplo simple de mi propia vida para ilustrarlo.

Una noche, estaba con una amiga y salió el tema de la espiritualidad. La conversación viró hacia las vidas anteriores. Mi amiga me dijo que había leído un libro muy conocido sobre el tema pero que no podía recordar su título. Cuando lo resumió brevemente, me di cuenta de que yo había leído el mismo libro. Irónicamente, no pude recordar el título inmediatamente hasta más tarde aquella noche. A la mañana siguiente salí a hacer unas gestiones, por el camino acostumbrado. Al pasar por una popular cafetería, llamó mi atención un pequeño cajón de plástico cerca de la puerta principal. Dentro había algunos libros, y esto despertó mi curiosidad, porque me encanta leer. Aunque había solamente tres libros en el cajón, el que estaba más accesible era ¡el mismo libro del que mi amiga y yo habíamos hablando la noche anterior! Pasé a preguntar si estaban vendiendo estos libros en la cafetería, pero me dijeron que no y que no tenían ni idea de quién los había dejado allí.

En estos hechos aquí relatados, mi amiga y yo habíamos sido atraídos hacia ese libro de vidas anteriores en particular, debido a nuestra semejanza con el tema. Sin embargo, los guías no físicos pueden haber echado una mano también. Recurriendo al ejemplo anterior, supongamos que mi amiga y yo nos hemos conocido en una vida anterior, y que no sabíamos esto, y que teníamos que saberlo para poder trabajar hechos del pasado. Sabiendo esto, estos guías no-físicos podrían haber inspirado a la persona que dejó los libros a hacerlo en ese momento y en ese lugar en particular, o haber inspirado a mi amiga a mencionar el libro cuando lo hizo. A menos que fueran particularmente perspicaces, ambas partes habrían interpretado la inspiración o el estímulo como sus propias ideas y sentimientos cuando, a decir verdad, vinieron de fuera.

Considera las sincronicidades como espejos. Pueden revelar mucho sobre nosotros por quién o qué atraemos a nuestras vidas. La mejor manera de aumentar su frecuencia es registrándolas cuando ocurren, vivir nuestros propósitos y tener una sustentabilidad energética fuerte y ser perceptivo. Esto nos permite mantener la resonancia con personas, lugares, y cosas más seguras, tanto en dimensiones físicas como no físicas.

Jack Grabon es voluntario en la IAC de Nueva York.