Friday, June 29, 2012

La Concienciología en México - Martin Azambuya - TV Compléxis, Edición Internacional


Entrevista dada por Martin Azambuya, profesor y coordinador de las actividades de la IAC en México, a Wagner Alegretti, en Nueva York, para TV Compléxis, sobre las enseñanzas de la experiencia fuera del cuerpo, control bioenergético, y fenómenos psíquicos & paranormales en este país..





Saturday, June 9, 2012

Relato Personal


Proyección con Despegue Asistido

Cecília Leión Oderich

Esta proyección ocurrió en un período de vacaciones en que yo había viajado a la playa. Dormía con mi madre en la misma cama y, en medio de la noche, “desperté” saliendo del cuerpo. Mi madre se había levantado y había encendido la luz del baño, lo que probablemente me hizo percibir el exacto momento en que la experiencia acontecía.
Percibí que estaba de lado, todavía “pegada” en la parte lateral derecha del cuerpo, y oí muy nítidamente unos sonidos que parecían como de velcro (pega-pega). Al percibir lo que estaba pasando, pensé en llamar a mi madre para que ella fuera testigo del fenómeno que me ocurría. Entonces, recordé que para llamarla yo tendría que “volver” a la condición física total y, que aquella que estaba experimentando se perdería. Esta sería por lo tanto, una actitud inútil. Con el cuarto nuevamente oscuro, seguí bien despierta y atenta para observar lo que pasaba. Intenté proyectarme desde aquella posición, pero no lo logré. Decidí entonces girar y me quedé con el psicosoma boca abajo, dentro del soma. Este último estaba recostado sobre el dorso. Como no conseguí “despegar”, regresé a la misma posición del soma e intenté salir. Al quedar en posición dorsal, sin haber encajado totalmente con el soma, sentí una fuerte presión sobre mí coronochakra. En ese instante, sentí la presencia del amparo, ayudando en el proceso. Cerré los ojos del psicosoma y entonces, me sentí saliendo horizontalmente para atrás. Sentía ser halada por el coronochakra. Luego parecía estar deslizándome por un grande túnel, a alta velocidad. Fue una sensación placentera.
Al sentirme volando en el espacio, pensé que no tenía motivo para continuar con los ojos cerrados. Al abrirlos, percibí que estaba sobre mi ciudad natal. Vi un carro estacionado en una calle y algunas personas. Entonces pensé en la razón por la cual estaba allí. Tuve una visión de acercamiento sobre la escena, como un zoom que la ampliaba tres veces a partir del tamaño original. En ese momento, perdí la lucidez. Sin embargo, sé que seguí proyectada por algún tiempo. Al despertar, un rato después, todavía en medio de la noche, sentí una sensación de buena disposición y bien estar. Recordé lo que había ocurrido y me adormecí nuevamente.

Comentario Editorial

Lo más significativo en el relato de Cecilia Oderich es la percepción clara de las etapas de su despegue del soma y de la ayuda de los amparadores durante el mismo.
La proyección de conciencia continua, en la cual se mantiene la lucidez en todos los instantes o etapas de la experiencia, o sea, desde el principio de la salida del cuerpo hasta el retorno completo al mismo, es menos común y más difícil de lograrse que las proyecciones donde hay un apagón de lucidez en alguna de las fases de la experiencia.
En el caso del relato de Cecília, se percibe que aunque ella logró el despegue totalmente consciente, no hubo lucidez durante el reencaje en el cuerpo físico. El relato tiene mucho valor por compartir con otros proyectores los tipos de ocurrencias posibles durante la proyección consciente.



Saturday, June 2, 2012

Análisis de "Cisnes Salvajes Tres Hijas de China"


Cisnes Salvajes - Tres hijas de China, escrito por Jung Chang. Traducido en 25 lenguas, con 7 millones de copias vendidas. Título en inglés: Wild Swans - Three Daughters of China. Versión portuguesa: Cisnes Selvagens - Três filhas da China. Ed. Quetzal Editores; Lisboa - Portugal, 1998; 517 páginas, 12ª Edición. US$15.95.
Una autobiografía, relatando la vida de tres generaciones de mujeres chinas y la forma como vivieron todas las transformaciones culturales, políticas y sociales de China en este siglo. Un retrato de la mujer china y su papel en la sociedad.
La abuela, concubina de un "Señor de Guerra", que sufrió durante su juventud la represión exigida por la sociedad en que la mujer era una seguidora muda y obediente de su dueño, sin un papel activo, subyugada, sin derecho a pensar por si propia. Era una exigencia de la sociedad, un hábito, una costumbre, tan común como los pies conectados y atados, con los huesos partidos, de forma que los pies no aumentasen de tamaño; requisito para un "buen casamiento" (una buena boda) y subsecuente subida de escalón social. Esa costumbre prevaleció en China durante aproximadamente 1000 años, habiendo sido definitivamente erradicado con la Revolución Comunista.
Los padres de la autora eran funcionarios del Partido Comunista. La madre, una activista empeñada, un pilar de fuerza, madre, esposa, compañera. El padre, un alto funcionario que puso siempre la voluntad del partido en primer lugar, yendo contra todo y cualquier tipo de privilegios, aún para su propia familia. Un hombre que terminó por ser una más de las víctimas de la Revolución Cultural.
La autora, una niña de la Revolución Cultural, que a los 14 años hacía parte de la Guarda Roja, que presenció todo tipo de atrocidades que fueron cometidas a nombre de Mao, la ruina de su familia, de la cultura del país, de su mundo. La forma como la Revolución Cultural y el culto a Mao sirvieron de disculpa para la anarquía y violencia que se difundió por toda China. Libros quemados, escuelas cerradas, profesores golpeados, denuncias infundadas. Mao facilitó el aparecimiento de lo peor del ser humano y felizmente, en ciertos casos, de su mejor. Contradictoriamente ese mismo gobierno, en una fase más suave, casi pos-Mao, le permitió una beca en Londres, en 1978, donde, posteriormente, fue la primera natural de la República popular de China en recibir un doctoramiento en "British University" en 1982.
Mao Zedong fue el catalizador de todos los acontecimientos. Se transformó en el padre de China, en dios chino, en cultura, en ideas, en hábitos, en miedo. Mao era todo. Su sed de poder y el deseo de suplantar la economía occidental, con su megalónomo "Grande Salto", llevó más de 30 millones de personas a la muerte por inanición. Su deseo de ser un dios, llevó casi a la ruina económica, social y cultural de un país. La forma como la lucidez, las ideas, el libre albedrío, la libertad, fueron siendo exterminadas por el miedo, lavajes cerebrales, ignorancia e idolatría.
China se transformó en una enorme cárcel, donde el carcelero podía ser el vecino de la puerta al lado, o mismo su mejor amigo.
Felizmente, como prueba la Historia, su suceso no fue completo.
Una obra que nos sorprende, pues, en este caso, la realidad ultrapasa la ficción. Es un relato fiel y verídico que nos auxilia a comprender los comportamientos e ideas del pueblo chino hasta nuestros días. La herencia holopensénica de China.
Encontramos la importancia fundamental del libre albedrío y la forma como a través de ese atributo conseguimos mantener un cierto nivel de lucidez, impidiendo así la eficacia de los lavajes cerebrales. Cómo un poco de lucidez puede transformar toda una forma de pensar y cómo la falta de esa misma lucidez puede determinar todo el destino de una nación. Encontramos también la importancia del liderazgo, su buen uso y sus consecuencias, así como la situación directamente inversa.
La evolución es inevitable para la conciencia; este libro es una feliz demostración de ese determinismo. Una obra excelente por su realismo y por la divulgación de los hechos que cambiaron la civilización china, en su mayoría desconocidos en el "mundo Occidental". Esta lectura es recomendada a todos los que tengan interés en comprender mejor el contexto evolutivo de China y sus repercusiones.
Fátima Cameira