Saturday, March 2, 2013

El mejor viaje




El mejor viaje de todos

¿Alguna vez ha tenido una experiencia fuera del cuerpo? Entonces es probable que usted no esté solo ya que este fenómeno es más común de lo que usted puede creer.

por Analaura Trivellato

Entre los fenómenos parapsíquicos (esto es, lo paranormal) uno de los más fascinantes es la llamada experiencia fuera del cuerpo (EFC). Las EFC son universales y las investigaciones indican que no son una experiencia que sólo los "iniciados" o las personas especialmente dotadas pueden tener, todos somos capaces de ello y conforme siga leyendo tal vez se dé cuenta que ¡ya ha tenido una!

La EFC, conocida también como el viaje astral o proyección astral, normalmente ocurre durante el sueño, cuando la conciencia (alma, espíritu o la esencia de un individuo) deja el cuerpo y visita dimensiones de existencia más sutiles. ¿Le parece conocido? Muchas personas confunden la EFC con sueños, pero es importante hacer la diferenciación: una EFC es la separación o el desprendimiento de nuestra conciencia de nuestro cuerpo físico, mientras que el soñar es una serie de imágenes y de emociones que experimentamos mientras dormimos, lo cual nos puede hacer creer que hemos ido por un gran viaje. Algunas EFC pueden mezclarse con componentes de los sueños, en este caso se conocen como proyecciones semiconscientes o sueños lúcidos.

¿Ha tenido un tipo de "sueño" que es muy vívido, le parece real, lógico; de alguna manera diferente a un sueño ordinario? Entonces tal vez ¡ya ha tenido una EFC semiconsciente! Por supuesto, es difícil estar seguro.

Algunas de las diferencias más obvias entre sueños y EFC pueden ayudar a determinar si usted se ha proyectado astralmente:

  • Durante un sueño el pensamiento es ilógico o excéntrico, lo cual es diferente a una EFC en donde los pensamientos son claros
  • En un sueño la capacidad de razonamiento se disminuye, mientras que en una EFC  la capacidad intelectual puede hasta sobrepasar el estado que usted experimenta en este momento
  • Durante los sueños somos espectadores pasivos, meros observadores de los eventos que ocurren más allá de nuestro control. En una EFC tomamos una participación activa de los sucesos
  • Los proyectores astrales pueden ver sus cuerpos físicos desde fuera, mientras que eso es imposible en un sueño
  • Durante las EFCs utilizamos, en diferentes grados, nuestras aptitudes mentales, tales como la habilidad de tomar decisiones, memorizar, racionalizar, hacer análisis críticos, voluntad, pensamiento lógico, habilidad de hacer comparaciones, entre otros. ¡Mientras más utilice esas aptitudes más lucidez tendrá!

Una de las técnicas más efectivas para estar lúcido fuera del cuerpo es practicar un estado de mayor conciencia y lucidez mientras está en el estado de vigilia. Intentemos algo: ¿Está usted consciente de lo que piensa y siente ahora mismo? Por ejemplo, siente curiosidad acerca de la EFC, está escéptico, emocionado, temeroso o ansioso? Cabe mencionar que todos tenemos sueños todas las noches, pero en ocasiones no los recordamos. Lo mismo es verdad en cuanto a las EFCs. Es importante mantener nuestra lucidez mientras experimentamos una EFC y después recordar las experiencias al regresar al cuerpo. La EFC es un fenómeno de autoconvencimiento y es una experiencia que puede transformar la vida.

Hablemos de algunos de los beneficios de tener EFCs:

Cuando usted tiene una EFC lúcida, inevitablemente notará que usted NO es su cuerpo físico. Esta toma de conciencia puede romper la ilusión de quién cree que es - su antecedente cultural, su profesión, género y todos los factores de esta vida no podrán describir su esencia. Este conocimiento trae consigo una nueva escuela de pensamiento - si no somos nuestros cuerpos físicos entonces debemos ser otra cosa, algo más. Tener una EFC puede producir un giro en el pensamiento y un cambio en nuestros principios y valores desde un punto de vista materialista a uno más global. Después de experimentar un viaje astral de primera mano, podemos ver que nuestro cuerpo simplemente es una herramienta que utilizamos para definir quiénes somos. Podemos comenzar a entender que la verdadera esencia de una persona radica en su conciencia y que el cuerpo físico es algo que simplemente lo envuelve. Con el viaje astral podemos dar el salto a la comprensión de que, mientras nuestro cuerpo físico morirá algún día, nuestra conciencia sobrevivirá.

Al tener una EFC, naturalmente se pierde el temor a la muerte. Durante una EFC usted podrá tener un encuentro con seres queridos que ya hayan dejado el cuerpo físico. En su estado de relajación esto no le asustará ni le parecerá extraño - todo se realiza sin drama y sin sufrimiento ya que la experiencia está impregnada de un entendimiento profundo de nuestra condición (y de la de ellos). Una vez que la realidad de la dimensión no física es revelada por una experiencia personal, es posible que la persona se empeñe espontáneamente en una repriorización de vida. Por medio de las experiencias EFC usted pudiera tener un mayor entendimiento de lo que es verdaderamente importante y de lo que es lindo y deseable pero no de verdadera importancia. Ciertamente no es inusual que los proyectores astrales (incluyendo quienes han tenido experiencias cercanas a la muerte) se vuelvan más éticos o que comiencen a valorar el tiempo de una manera distinta. Tener el compromiso de realizar ciertas tareas es un sentimiento interior que muchos de nosotros tenemos. Se podrá traducir como un sentimiento de tener "algo más" que hacer en esta vida o que hay "algo que falta" en nuestras vidas. No importa cómo desee describirlo, el sentimiento es el mismo: la necesidad de hacer más, ser más, experimentar más.

Por esta razón la EFC puede ser una herramienta muy útil para identificar el propósito de  nuestras vidas,  la razón por la cual estamos aquí. El tipo de EFC en la cual obtenemos información acerca de nuestro propósito de vida probablemente es auxiliada por mentores o amparadores no-físicos. Esto se debe a que ellos ya conocen nuestro propósito de vida. En algunos casos nos pueden haber ayudado a planear, antes de nuestro nacimiento un conjunto de tareas que fueron un reto, pero ciertamente factibles. Es interesante mencionar, que de igual manera podemos recibir asistencia de una conciencia fuera del cuerpo, nosotros podemos proporcionar asistencia a otras conciencias que pudieran estar angustiadas o con menos lucidez que nosotros. La asistencia normalmente se hace por medio de nuestras bioenergías que llevan información de las ideas, pensamientos, sentimientos y emociones de la conciencia. En otras palabras, sus bioenergías reflejan todo lo que intrínsecamente es.

Las bioenergías son responsables de la mayoría de las sensaciones que experimentamos al salir y regresar del cuerpo durante las proyecciones astrales. El entumecimiento, las sensaciones de ingravidez, la sensación de expansión, las sensaciones de estarse meciendo, escuchar sonidos que parecen venir de dentro de la cabeza, las vibraciones en el cuerpo de arriba a abajo, las sensaciones de ir cayendo (a veces seguidas por un tirón) y las sensaciones de parálisis durante el sueño, son algunas de las sensaciones más comunes que preceden la salida del cuerpo físico. Es de vital importancia entender y dominar las bioenergías porque son un factor clave para obtener un mayor equilibrio emocional (tanto dentro como fuera del cuerpo físico) y por lo tanto facilitan un estado de lucidez fuera del cuerpo.

Existen muchos conceptos erróneos y temores en torno de las EFCs - y estos temores nos pueden impedir experimentar un viaje astral. Pero para que usted pueda obtener el mayor beneficio de este viaje, debe entender que usted es más que su cuerpo físico - el color de su pelo, su altura, estos atributos no lo definen, pero su conciencia sí. La preocupación más común es que el viajero astral puede perderse fuera del  cuerpo o morir durante una EFC, pero ninguna prueba se ha dado a conocer. De hecho, regresar al cuerpo es más fácil de lo que se puede imaginar y probablemente aún más fácil que dejar el cuerpo. El regreso sucede con tanta facilidad que el mayor reto para muchos de los proyectores más experimentados es buscar métodos para permanecer en proyección lúcida por lapsos de tiempo más largos. Cuando el cuerpo no-físico se desprende del cuerpo físico, parte de las bioenergías permanecen en el cuerpo físico mientras que parte se van con el cuerpo sutil no-físico, formando un "hilo" energético conocido como el cordón de plata. Estas energías vitalizan tanto al cuerpo físico, como al no-físico y los mantienen permanentemente conectados uno al otro; por lo tanto no hay ningún riesgo de no regresar al cuerpo o de morir.

A algunas personas les preocupa ser lastimadas durante una EFC. El cuerpo no-físico que utilizamos para visitar otras dimensiones es invulnerable a todo tipo de daño o peligro. No obstante, esta invulnerabilidad es relativa, ya que debido a nuestros propios condicionamientos y expectativas podemos sentir algo e interpretarlo como algo dañino o doloroso, pero no es un dolor real.

Así pues, ¿cómo puede usted ayudarse a experimentar la maravilla de un viaje astral? Una de las técnicas más sencillas para dejar el cuerpo fue ideada por el reconocido brasileño investigador de la conciencia, el Dr. Waldo Vieira, se llama saturación mental. Esta fácil técnica está diseñada para saturar la mente con la idea positiva de tener una EFC lúcida. Esto debe hacerse sobre un lapso de tiempo, normalmente alrededor de unas tres o cuatro semanas, para producir resultados sólidos. Se trata de un condicionamiento sano y conscientemente autoinducido. Se puede hacer muchas cosas para generar la saturación mental. Una manera sencilla y eficaz es preguntarse varias veces durante el día: "¿Estoy dormido o despierto?" y evitar responder automáticamente, pero verdaderamente reflexionar su respuesta. Usted puede encontrarse a usted mismo haciéndose la misma pregunta cuando esté fuera del cuerpo y esto resultará en la comprensión de que está fuera de él en ese momento, tornando su proyección semiconsciente en una proyección consciente y lúcida.

La vida existe para ser abrazada plenamente, para tener nuevas experiencias, nuevos descubrimientos y una EFC puede ser una de las experiencias más ricas y más esclarecedoras que podrá tener el placer de disfrutar.


© IAC

Para Mayor Información:
Analaura Trivellato es lingüista y psicóloga. Es investigadora y profesora desde 1993, actualmente es voluntaria en la oficina de la Academia Internacional de Conciencia (IAC) en Londres, donde principalmente realiza investigación en la conciencia, el fenómeno de la EFC y la bioenergía. Para obtener más detalles de los cursos de la IAC, incluyendo los seminarios de introducción gratuitos y el Curso de Desarrollo de la Conciencia o para obtener información sobre libros de la IAC, videos y el Programa Campus Friends, correo electrónico: london@iacworld.org; Tel: +44 (0) 20 7631 5083 o visite: www.iacworld.org